Mármoles


prev next

El mármol es útil para todo tipo de estilos. Podrás usarlo tanto en decoraciones más minimalistas y contemporáneas como en los hogares más clásicos. Además, tiene diferentes aplicaciones, ya que puedes usarlo tanto en el baño, como en la cocina, en exteriores y en suelos.

El mármol se convierte en el material ideal en baños, ya que todas sus superficies pueden ser recubiertas con él, dándole un toque práctico y vistoso. Además, puedes darle diferentes acabados, como el pulido, más atractivo y resistente pero resbaladizo.

Para la cocina puedes usarlo en la encimera, aunque no es recomendable en suelos, ya que se mancha fácilmente. En cambio, en el resto de suelos te quedará genial, ya que es una piedra muy resistente, que le dará al piso un aspecto liso y brillante.

Entre sus principales ventajas destaca su naturaleza única, que hace que no existan dos piezas iguales. Además, es un material muy duro si está bien acabado, por lo que puede aplicarse de diferentes maneras y para diversas funciones. Si te decides por el mármol, tu casa se verá totalmente elegante, aunque con un toque moderno.